+34 963 91 51 86

Acceder

Registrarse

Después de crear una cuenta, podrá verificar el estado de pago, verificar la confirmación.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar Contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
Dirección de Contacto
País*
*Al crear una cuenta, aceptas nuestros Términos y Condiciones y nuestra Política de Privacidad.
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

Already a member?

Acceder

Consecuencias devastadoras del COVID-19

ENTREVISTA A LA HNA. GLADYS GARCÍA (GUATEMALA)

Antes de empezar con esta entrevista, nos gustaría aprovechar la oportunidad que nos brinda la repercusión de la web de Proyso y las redes sociales para tener un especial recuerdo para todas aquellas personas que, con motivo de la pandemia del COVID-19, han perdido algún ser querido en tan dolorosas circunstancias. Desde aquí nuestro recuerdo, cariño y ánimo.

Entrevista a la Hna. Gladys García en representación del Centro Nutricional San José por Mar Manresa en nombre de Proyso, asociación colaboradora del centro.

Hna. Gladys: Agradecer los ánimos, la valoración y el apoyo que recibimos de ustedes (Proyso) ya que, junto con otras instituciones, nos han ayudado para llevar un poco de esperanza a las familias que hoy en día estamos acompañando.

Pido disculpas por no poder revisar todos los días el correo por el factor tiempo, ya que coordinar el trabajo que estamos realizando en bien de los niños y de las familias afectadas por la crisis del COVID-19 es bastante costoso.

 

Mar: No hay que pedir disculpas por ello, en todo caso, debemos alabar su trabajo y entrega hacia los más desfavorecidos. Admiramos su valentía al anteponer su propia salud a favor de la esperanza que tantas familias tienen en ustedes. Por ello debemos apoyarlas y difundir sus proyectos para que puedan seguir existiendo y tener la posibilidad de verlo crecer.

 

Procedemos a dar información sobre la situación actual del Centro Nutricional Luis Amigó que se ha visto obligado a multiplicar la ayuda prestada a familias cuyos ingresos no alcanzan a poder mantener nutricionalmente a sus hijos.

 

¿A cuántas familias están ayudando actualmente?

 

A raíz de la pandemia comenzamos a atender a más familias ya que, debido al confinamiento, muchas de ellas quedaron sin posibilidad de poder adquirir los artículos más básicos para sus hijos. En el mes de marzo atendimos a 75 familias, en mayo 100 familias y en junio 136 familias. Dependemos de la ayudas que recibimos para poder cubrir el número de familias necesitadas, para este mes de julio esperamos acompañar a unas 70 familias, un número mucho menor ya que una institución nos concedió financiación solo para tres meses y ya termina en este mes.

Gracias a la colaboración de ustedes y de otras personas pudimos atender a más familias durante este periodo de tiempo, pero nuestros fondos son muy limitados y no sabemos hasta cuándo podremos continuar otorgando ayuda básica a estas familias.

 

En el proyecto del COVID 19, que comenzamos a mediados de marzo, llevamos atendiendo hasta el momento 311 familias.

 

¿Qué necesitan ustedes para continuar con el proyecto?

 

Para seguir atendiendo a las familias necesitamos apoyo económico para comprar alimentos, artículos de higiene y limpieza, y algunos medicamentos, ya que hay personas que, por sus patologías, tienen medicamentos prescritos y por la situación actual no pueden adquirirlos.

También necesitamos apoyo para pagar transporte para poder de realizar las compras y para la distribución de víveres y medicamentos, ya sea para desplazarnos o para que las familias puedan venir al centro nutricional a recogerlos (a las familias de comunidades muy lejanas les ayudamos dándoles un aporte para transporte y más aún ahora que no hay transporte público).  Muchas veces hay que pagar un transporte privado (mototaxi) o abonar la gasolina a algunas personas que colaboran con nosotras con su vehículo particular. 

Es muy importante el poder realizar recargas telefónicas, sobre todo cuando en las comunidades hay personas infectadas a quienes llevamos víveres y artículos de limpieza y aseo. Al no poder estar en contacto directo con ellos, los tenemos que llamar para acordar la entrega de la bolsas con los productos para que ellos salgan a recogerlo y en otras ocasiones llamar a las familias  para que nos ubiquen como llegar a sus comunidades. (Muchas familias no tienen posibilidades de teléfono móvil pero se comunican a través de familiares o vecinos que colaboran en la cadena de ayuda)

 

¿Cuáles son los principales artículos que necesitan las familias?

Hna.: Maíz, frijoles, arroz, aceite, sal, incaparina (mezcla de harina de maíz y harina de soja fortificada con vitaminas y minerales utilizado como complemento alimenticio. Su composición también incluye vitaminas y minerales), fideos, sopas, jabón para lavar la ropa y utensilios de cocina, gel hidroalcohólico para desinfectarse cuando no están en casa o para los que no tienen suficiente agua, jabón, pasta dental, fósforos, vitamina C, algunos desparasitantes, antisépticos, medicamentos para dermatitis, infecciones intestinales y medicamentos de especialidad para los casos concretos de diabetes, hipertensión, epilepsia, artritis y tenemos una persona de la tercera edad que está con cáncer y necesita antibióticos.

 

¿Hay suficiente abastecimiento de alimentos y medicinas en los comercios?

Respecto a los alimentos todos han subido de precio y hay productos restringidos que solo venden 2 o 3 libras por familia (menos de 1,5 kg), eso ha sido una de las dificultades encontradas, ya que hemos tenido que comprar para varias familias. Pero también nos han ayudado, pues hemos tenido que sacar cita para hablar con los gerentes de los comercios y sí nos han concedido las cantidades que hemos necesitado, aunque a veces por partes. Por ejemplo necesitábamos 8 fardos de azúcar, los facturan y nos cobran por anticipado pero nos indican que esa semana solo nos pueden dar 3 y, como está pagado, si el camión de los alimentos llega en la semana nos sirven el resto y si no, tenemos que esperar a la semana siguiente. Pero sí nos los consiguieron, normalmente los comercios suelen ayudarnos en lo que pueden. En otras ocasiones, ellos mismos nos llaman cuando el transporte de los alimentos logra llegar antes del día previsto. Hemos tenido que recorrer muchas tiendas y, a Dios gracias, hemos conseguido prácticamente todo, de igual manera con los artículos de limpieza:  en marzo y abril fue fatal, pero se regularon en el mes de mayo. Muchas veces no se encontraba nada de comida en el supermercado; ahora ya se ha regulado y hablando con los responsables solemos conseguir lo necesario aunque hay que ir cada vez pues dicen que ni ellos mismos saben la cantidad de productos que les puede entrar.

Con respecto a los medicamento sí se consiguen por el momento. Lo que estuvo agotado fue la vitamina C, las mascarillas, el gel y el alcohol, pero actualmente ya hay.

 

 

¿Cuántas personas están participando en la entrega de alimentos y artículos sanitarios?

Además de nosotras, nos ayudan 3 personas voluntarias que colaboran esporádicamente en la preparación de las bolsas de víveres y el reparto de los mismos y otras 3 personas a tiempo completo para el censo de familias y el seguimiento y monitoreo de los niños. Uno de los objetivos es poder otorgar un salario mínimo a las personas que colaboran con nosotras ya que su trabajo es vital para el buen funcionamiento del proyecto.

 

¿Aproximadamente a cuántos niños se ayuda en el centro nutricional anualmente? ¿Todos quedan internados hasta su recuperación?

Hna.: Anualmente pasan por nuestro centro un promedio de 216 a 240 niños al año.

 

Actualmente el Centro Nutricional San José trabaja con 3 planes, favoreciendo así a las diversas necesidades de las familias.

 

Plan 1: Jornadas de 22 días de internamiento del menor en el centro por ocho días de descanso en casa. Luego regresan a la institución para continuar con su proceso y así sucesivamente hasta alcanzar su recuperación total e integración definitiva en sus familias. En régimen de internamiento podemos atender a unos 20 niños.

Plan 2: Semanalmente los niños vienen el centro de recuperación nutricional el lunes y se van con a sus familias los viernes y asi sucesivamente hasta que recuperen totalmente.

Plan 3: El plan diario para las familias que habitan cerca del centro nutricional entran a las 7:00 am y salen a las 5:30 pm de manera que puedan tener asegurada la comida del día. De igual manera estos dejan de venir diariamente cuando alcanzan su recuperación total.

 

¿Cómo y cuándo comenzó este proyecto y cuántos niños aproximadamente han sido atendidos?

El Centro Nutricional San José nació a raíz de un proyecto de la Institución CHRISTIAN CHILDREN FUN’D de las Religiosas Madres de San José de Hamilton, Ontario (Canadá), quienes vivían en el Barrio San José, Teculután, Zacapa, desde que llegaron el 30 de Septiembre de 1963 por petición del primer Obispo de Zacapa, Monseñor Constantino Luna. La presencia de dicha congregación en este municipio fue hasta el año 1978, es decir 15 años.

 

Desde los primeros años que llegaron las Religiosas de Canadá a Teculután trabajaron arduamente con las familias más pobres y se detectó la necesidad de construir una guardería para niños y niñas para atenderlos mientras las madres las que tenían oportunidad de trabajar u otro tipo consecución de algo de dinero como la elaboración de tortillas, limpieza o planchado. Asi fue el origen del proyecto el cual se inició con un grupo de 25 a 30 niños de lunes a viernes.

 

Las Hermanas Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia asumieron y continuaron el proyecto en el año 1978. Desde entones venimos trabajando por la población desnutrida y de bajo peso para mejorar la vida de esta niñez que sufre.

 

Desde el inicio se ha atendido aproximadamente a 10.380 niños, ya que en los primeros años se atendía un número mayor pues no había ningún centro que trabajara en bien de los desnutridos, refiriéndonos al centro nutricional como tal.

 

¿Todas las familias a las que se les ayuda tienen niños pequeños o tienen algunos casos de personas solas o ancianos que también ayudan?

En este proyecto se está atendiendo a niños con riesgo de desnutrición, niños ya desnutridos, de bajo peso, familias pobres donde han quedado sin trabajo, personas de la tercera edad y personas solas, madres solteras que ya no tienen trabajo y personas mayores enfermas.

 

 

Además de este proyecto nutricional y de ayuda a familias, Proyso colabora en el proyecto de becas a 45 niños y niñas de familias sin recursos que estudian en el Colegio San José en Teculután.

 

¿Cómo es la situación actual de los niños y niñas becados en el colegio?

 

Los niños continúan estudiando desde sus casas ya que el colegio permanece cerrado hasta que las autoridades nos comuniquen la autorización de poder abrir de nuevo.

Algunos, los menos, pueden recibir clases virtuales ya que los maestros continúan trabajando y los niños siguen sus cursos. Nosotras (las Hermanas) estamos pendientes de los que tienen más dificultad para aprender, o que les falla o no tienen internet, entonces los maestros van a las casas a reforzar los estudios, de igual manera con los niños con necesidades especiales.

 

Mar: No quiero privarle más su precioso tiempo, somos conocedores de sus dificultades actuales de los proyectos que apoyamos en Guatemala y, desde Proyso, esperamos poder continuar colaborando económicamente en ellos en la medida de nuestras posibilidades.

 

 

A pesar de la situación de suspensión de eventos solidarios, confiamos en la empatía y solidaridad de nuestros socios y personas que habitulmente nos apoyan y desemos poder seguir poniendo nuestro granito de arena en la vida de tantas personas que dependen de este proyecto y de tantos otros con los que colaboramos.

 

El impacto económico a consecuencia del COVID-19 para Proyso ya está siendo muy importante y, aunque en una crisis sanitaria como la que estamos todos sufriendo, tener que hablar de dinero es muy triste, tenemos que reflejar este dato: con el cierre de cuentas a 30 de junio de 2020, las donaciones recibidas por la celebración de eventos solidarios, principalmente en colegios y parroquias colaboradoras, han descendido respecto al mismo periodo de 2019 en más de 9.500,00 €, debido al cierre provisional de los centros educativos, que veo muy difícil podamos recuperar a lo largo de este año. Tendremos que seguir trabajando con ilusión y confianza con el fin de conseguir cumplir nuestra misión, pero es evidente que necesitamos ayuda para lograrlo.

 

Hna.: Mil gracias por todo y me disculpo, pues la verdad, en el centro nutricional al no tener cómo pagar salarios, hemos presentado la suspensión de trabajo de 5 de los 9 miembros del personal. Dado que tampoco podemos tener a los niños internos aquí, pero sí les estamos haciendo el seguimiento en sus hogares, la mayor parte del trabajo lo llevamos nosotras, estando dedicadas a todo lo que supone gestiones administrativas, compras, evaluaciones, coordinar censos, entrega de víveres y todo el tiempo no nos resulta suficiente. También, al volver hay que proseguir con la desinfección de todo y continuar el ritmo de la comunidad con nuestras responsabilidades y compromisos como religiosas.

 

«Dios les bendiga por todo, por el espíritu de solidaridad y amor hacia los más necesitados»

 

 

                                 Fraternalmente: Hna. Gladys García.

10€
25€
50€
100€

Conoce nuestro trabajo y los proyectos que apoyamos en www.ongproyso.es, así como las diferentes formas de colaboración, o infórmate de las últimas acciones y eventos a través de Facebook@ongproyso

También puedes ayudar por tan sólo 1€ mensual desde nuestro grupo Teaming

Cuenta bancaria para donativos: ES82 3159 0062 0125 4012 0025-Caixa Popular

Solicita más información en info@ongproyso.es

 

Noticias Relacionadas

Deja un Comentario

Estamos utilizando cookies para brindarle la mejor experiencia. Puede obtener más información sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas en Ajustes de Privacidad.
AceptarAjustes de Privacidad

GDPR

  • El Rollo de las Cookies
  • Política de Privacidad

El Rollo de las Cookies

Estamos utilizando cookies para brindarle la mejor experiencia.
Puede obtener más información sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas en la configuración de privacidad.

Política de Privacidad

Consiento el tratamiento de mis datos personales de acuerdo a la política de privacidad

Acepto recibir información de PROYSO, incluso por medios electrónicos.